Tratar las interferencia parentales | Menssana Psicología

Interferencias parentales

Nuestra experiencia y la investigación indican que los hijos de padres separados o divorciados presentan más problemas comportamentales y emocionales que los niños que conviven con ambos progenitores.

En un proceso de divorcio y de establecimiento de medidas judiciales respecto a la relación que habrá de mantener el menor con ambos progenitores, interesa valorar la adaptación de éste a la nueva dinámica familiar, su vínculo con cada uno de ellos e intentar anticipar problemas futuros derivados de la nueva situación.

Si el proceso se desarrolla de forma contenciosa, puede ocurrir que el menor se encuentre en medio de un conflicto que no le corresponde y obligado en muchas ocasiones a tomar parte por uno de los padres, lo cual puede causar trastornos de tipo ansioso o depresivo. Otros síntomas que pueden presentarse son: agresividad, conducta antisocial y/o delictiva y déficits de relación.

En Mens Sana Psicología ayudamos en este tipo de procesos, tanto a los progenitores como al menor o menores que se ven afectados por él. Gracias a un proceso de mediación tratamos de acercar posturas y llegar a un acuerdo entre ambas partes, que afecte lo mínimo posible a los menores y que no interfiera en su vida, ni afecte a su comportamiento. Adaptarse a la nueva situación parental será primordial, así como recibir apoyo de la red familiar para que el niño no desarrolle trastornos ni durante el proceso ni en el futuro.

Claves para un buen divorcio
  • No involucrar a los menores en conflictos de adultos: ellos no son el objeto de la pugna.
  • Asegurar el bienestar psicológico a pesar de la ruptura.
  • Respeto: No hablar mal del progenitor que no se encuentra presente.
  • Negociar: las posturas enfrentadas y “tirar de la cuerda” no es bueno para nadie.
  • No “utilizar” a los menores como diana de la frustración por la ruptura ni de correo para dar recados al otro progenitor.
  • Facilitar en lo posible la relación de los hijos con el progenitor no custodio.
  • Procurar la continuidad de la vida familiar, aunque sean actividades por separado con cada uno de los padres
  • Recordar que nuestro máximo interés como padres es el bienestar de nuestros hijos, otra cosa serán las cuestiones con nuestra pareja.

En Mens Sana Psicología os ayudamos a superar este trance con el menor daño a los hijos. Reducir la conflictividad y llegar a acuerdos beneficiosos para todos será clave para el bienestar psicológico de menores y adultos.

También realizamos informes periciales para modificación de medidas, establecimiento de custodia, idoneidad parental y demás aspectos relacionados con el divorcio. Si tiene dudas sobre su caso en particular, llámenos, le asesoramos sin compromiso.

 

 

 

 

Volver
TERAPIAS A TU MEDIDA

Solicita una cita o llámanos para informate

teléfono655916105